miércoles, 20 de octubre de 2010

Capitulo 13


Este es el último capítulo de la primera parte de Ocaso. Es un poco más corto que la mayoría, pero viene con un pequeño adelanto de la segunda parte para los que creen que está historia va a tratar de zombis ;)

Tomé los papeles de mi madre con decisión, no valía la pena esperar más tiempo. Los estiré sobre el escritorio e inspiré varias veces antes de comenzar a leer.
“Domingo 22 de Agosto.
No ha habido nuevas noticias sobre los experimentos, al menos no peligrosas. El sujeto A-13 no muestra indicios de juventud, pero no perdemos la esperanza.
Esperamos que con los cambios realizados a la vacuna no vuelva a ocurrir lo que le paso al sujeto A-2. Nunca olvidare aquella masacre, sigo sin creer que esas criaturas puedan existir y que yo allá visto a una intentando morderme. Al parecer, A-2 murió de algo parecido al cáncer y luego sus células fueron reanimadas con los efectos de la vacuna.
La cura para el envejecimiento sigue siendo un mito, pero estoy segura que lo lograremos.
Mary Wolper”
Aún no lo asimilaba, pero estaba claro que en estas hojas hablaban sobre las cosas que hacían en este lugar.
Tomé asiento y pase la pagina.
“Martes 24 de Agosto.
Anoche fui a ver al sujeto A-2, sigue siendo un caníbal, algo no humano en su totalidad. Stephenie me ha pedido ver en lo que estoy trabajando y Peter la a apoyado ¿Cómo pensaba que estar con mi hija aquí iba a ser una buena idea? Pero no tengo donde llevarla ya que Susan trabaja aún conmigo en las instalaciones. No se de que ayudara esto, pero Loren me dijo que anotara todo así que aquí voy: sospecho que ahí algo más que amistad entre ella y Peter, pero ¿Cómo podría sospechar eso de una niña que esta por cumplir los 10 años? Me estoy poniendo paranoica.”
Reí por lo bajo mientras lagrimas silenciosas acariciaban mis mejillas.
“Continuando con lo de los experimentos, los sujetos de 16 años para arriba no se debilitan tan rápido, pero los menores de 16 se mueren o se enferman cinco horas después de la inyección. Loren me ha dicho que su hijo, Edmund, lograra con éxito crear la cura del envejecimiento cuando tenga la edad y los conocimientos (aunque ya tiene la edad, según mi criterio) Mañana le haré las pruebas de ingreso y firmar el pacto de confidencialidad.
Mary Wolper”
Me quede quieta como una roca ¿Mi madre lo había dejado entrar? Cerré los puños con fuerza y estuve a punto de tirar todo al suelo, pero no era hora de ponerse a pensar en Edmund. La vacuna que producían en este lugar era probada en internos, los cuales se convertían en zombis después de unas horas ¿Esto era cierto? ¿Desde cuando mi vida se estaba convirtiendo en una película de terror? ¿Desde cuando los zombis existían? ¿Existían o era una clave secreta de ella para referirse a algo “misterioso”?
Me levanté sin pensarlo dos veces y di vueltas por mi habitación como una loco pensando que debía hacer a continuación. Seguramente la opción más inteligente era contarles todo a mis amigos o solo a Peter y dejar que ellos decidieran que hacer o quedarme completamente callada y solo discutirlo con la doctora Lena. Pero solo una cosa estaba clara: debíamos salir de aquí cuanto antes.

-Es una broma ¿o no?- preguntó Ryan secándose las palmas sudadas de sus manos en su pantalón.
-No soy tan estupida- argumente- Además, tengo pruebas en esta especie de diario- mostré el montón de hojas y todos se quedaron embobados mirándolo- pero también está la posibilidad de que se un código.
-Stephenie, eso podría explicar las desapariciones de muchos - concluyó Peter.
-Pero eso es imposible- miré a Ryan.
-Todo es posible con la ciencia- miré a Peter.
-Eso no es cierto- Ryan.
Peter.
Ryan.
Peter.
-¡Basta!- gritó April.
Suspiré aliviada y me dejé caer sobre una silla, había hecho la peor elección de mi vida al no haber ido con la doctora.
-Si esto es cierto, deberíamos encontrar una manera de escapar- murmuró Richard pensativo mientras abrazaba por la cintura a Elisa.
-¿Pero como lo haremos?- dijo Dan.
¿Peter, Ryan y Dan en la misma habitación, bueno, en el comedor? ¿Por qué diablos me alteraba eso? Por Ryan y Peter era razonable ¿pero por Dan? ¡El no era nada mío! Con suerte un amigo que me había ayudado en una que otra cosa.
Valla, generalmente, cuando estoy nerviosa, juego con el botoncito superior de un lápiz, pero ahora no tenía un lápiz así.
-Dan tiene razón, no ahí manera de escapar de aquí y seguramente Edmund ya nos oyó.
-Tranquilízate Richard- dije en un susurró.
Esto estaba complicándose, pero algo en mi interior, la misma voz que me venía hablando desde hace mucho, me dijo que debía ser yo quien nos o los sacara de aquí, pero no tenía ni una sola id… <<.!Lo tengo!.>>
Miré las cámaras con desconfianza y me aclaré la garganta antes de hablar.
-Tengo una idea, pero no estoy segura si debería decírselas- apunté la cámara- ¿El entiende?- Peter negó con la cabeza- ¿Puedes decirles que nos veremos en mi habitación a las ocho y media?
-Seguro- tomo un papel de su bolsillo y garabateo un par de palabras y números.
Me levanté, me despedí con un gesto ausente y me retire sin pronunciar palabra o hacer ruido.
-¡Stephenie!
Me di media vuelta y sentí los brazos de Peter a mí alrededor con fuerza.
-Dime que no vas a hacer algo estupido- suplico- prométemelo.
-Perdóname, pero no puedo- me separé y la depresión de mi elección me golpeo con fuerza.
Corrí lo más rápido que pude, por lo que estuve a punto de tropezarme un par de veces.
-¡Stephenie!- le oí gritar, pero no me di la vuelta por el bien de ambos.
Me escondí entre el armario y el escritorio, abrazando mis piernas con fuerza temblando de pies a cabeza, pero era la mejor idea que podíamos tener, era eso o morir aquí.
Tenía planeado engañar a Edmund diciéndole que había terminado con Peter o algo por el estilo (ya se me ocurriría algo inteligente que decirle) y dejar que ellos escaparan mientras lo engañaba, aunque eso implicara no volver a verlos.
Solté un sollozo tras otro ¿Por qué tenía que dar tanto? ¿Por qué no era otro él que se separara del que amaba?

No voy a dar más rodeos y les voy a decir que ya era la hora de la reunión y que estaba más nerviosa que una niña pequeña en el dentista y temblaba más que un flan, pero, de algún modo, me calmaba un poco el saber porque hacía todo esto.
Entraron uno por uno y me dieron muchas ganas de reír a carcajadas.
-¿Cuál es tu idea?- <<.eso es, directo al grano Ryan.>>
Los miré uno por uno y suspiré mientras me apoyaba contra la frialdad de la pared más apartada de la puerta de entrada. Luego, les conté todo mi plan y ninguno dijo nada, solo me miraron atónitos y pude jurar que a April se le caían lágrimas.
-¿Estas loca?- pregunto entre gritos Ryan.
-No y no veo otro modo de hacerlo.
-Pero es un suicidio seguro por tu parte- susurró April limpiándose los ojos con las mangas del chaleco.
-No pasa nada, prometo que no les pasara nada.
-¿No entiendes? Nos preocupamos por ti, no por nosotros.
-Debe haber otro modo- dijo Elisa, aunque no sabía muy bien que hacía ella aquí.
-Elisa tiene razón- dijo Richard- debe haber otro modo.
-¿Por qué?- preguntó Ryan.
-¡Porque es la única puta forma de que salgan de aquí!- grite enojada- Me importa un comino que mierda opinen, está es la única idea que veo ahora y ahora me encantaría que todos se fueran de aquí.
-Stephenie…
-Perdoname Ryan, pero necesito estar sola.
Había sido un encuentro corto, sin contar el largo rato que estuve explicándoles el plan ya que se negaban  comprender con sus estúpidas miradas de confusión. Bufé y estaba a punto de entrar al baño para calmarme cuando me di cuenta de que Peter seguía ahí, mirándome sin expresión como si su mente estuviera a mil kilómetros de aquí, bueno, eso hasta que cambio su inexpresión por la rabia pura.
Me quedé mirándolo escondiendo el miedo bajo una sonrisa falsa.
-Sabes que es lo mejor- dije con calma.
-¡No, no me digas que es lo mejor porque es una gran mentira!- se acercó con los dientes y los puños apretados- ¿En que estabas pensando?
-En salvarlos, diablos Peter, estaba pensando en que no podría vivir si les sucedía algo… si te hacían daño.
-¿Y pensaste que separándote de mi iba a estar bien?
Ahora mi espalda tocaba la pared y él no se detenía. ¿Ya había dicho que estaba asustada? Pues si lo estaba, y mucho pero ahora no me molestaba demostrarle que lo estaba.
-No me importa donde estas, si estas lejos o cerca… solo importa que estés bien.
-Stephenie- dijo tomándome por los hombros- ¿No entiendes que espere demasiado como para volver a dejarte ir?
-Entonces vas a tener que esperar más porque no voy a dejar que te hagan daño por mi culpa- murmuré.
-Stephenie, por favor- suplicó calmándose- no me dejes.
El corazón se me encogió cuando lo vi llorar, era como si me mostraran todas las cosas malas del mundo en una sola imagen aterradora. Di el paso que faltaba para que estuviéramos a unos centímetros y le sequé las lágrimas con los pulgares.
-Te amo Peter y nunca te voy a dejar- dije tomando su rostro entre mis manos- piensa en esto como tomarnos un tiempo- le sonreí.
-No puedo- dijo- déjame quedarme aquí contigo.
-El plan no funcionaria y no quiero que Edmund te haga algo.
-Edmund, Edmund, Edmund… todo se trata sobre él- suspiró.
Si, tenía razón, Edmund se había aferrado a nuestras vidas y no nos dejaba ir.
-Está es la única manera de que te deje en paz.
-Quiero que nos deje en paz, no solo a mí.
Dio dos pasos haciéndome retroceder hasta volver a chocar contra la muralla, pero está vez me acorralo con sus brazos.
-¿Cuándo comenzara tu plan?
-Mañana- solté de golpe.
-Está puede ser nuestra última noche juntos- susurró y me beso.
De algún modo sabía lo que el pensaba, sabía lo que quería y, aunque me daba vergüenza admitirlo, yo había querido lo mismo desde que me habían revelado la verdad de “Summer y Peter” Me abracé a su cuello y me dejé llevar por él.
-Nuestra última noche juntos- murmuró sobre mis labios.
Entonces cerré los ojos y me concentré en Peter.
En ese momento solo estábamos nosotros dos y nadie más.


(…)
Había sacado el pijama del armario y ahora estaba sentada en el escritorio leyendo el diario de mi madre mientras Peter dormía profundamente.
(…)
-¡Peter despierta!- lo sacudí-¡No son zombis, es una maldita enfermedad mental!

3 comentarios:

Ginebra dijo...

Guau... No me esperaba que la historia continuase por ahí... ¡No puedo esperar a la segunda parte!

Bren dijo...

wow..!!
yo al igual que Ginebra no me esperaba que la historia siguiera ese camino..!!
& ¡¡¡tampoco puedo esperar por la segunda parte!!!
ya quiero saber que pasara..!!
me encantooo..!!

annalie beauvoir dijo...

huuuu!!!!!
no lo puedo creeeeeer!!!!!
publica pronto la segunda parte !!!